Es la mejor manera de proteger a tu familia si ya no estás. Para ello puedes elegir un seguro de tipo temporal que tiene una cobertura por cierta cantidad de años o uno de tipo universal que además te ofrece un ahorro en caso de no morir.

A término.

Ofrecen cobertura total e indemniza una cantidad fija de dinero al beneficiario, en el caso de que el asegurado falleciera dentro del término contratado y la póliza siga activa. El término de este tipo de pólizas puede ser 10, 15, 20, 30, 85 y 100 años.

Universales

Estas pólizas básicamente ofrecen protección y ahorro. La flexibilidad de este tipo de seguros permite al titular de la póliza garantizar una protección de manera indefinida a sus beneficiarios siempre y cuando se cumpla con lo establecido en los términos de la póliza. Son instrumentos financieros bastante flexibles y que construyen patrimonio si se inicia el ahorro a temprana edad.

Desgravamen

Cumplen dos objetivos: protección y ahorros. Se contratan al momento de solicitar un crédito bancario para que si el solicitante llegara a fallecer o sufriera de invalidez permanente, la deuda contraída no sea heredada por su cónyuge o familiar, sino que el monto del crédito sea cancelado por la póliza.

COTIZAR

    CÓNYUGE



    COTIZAR

      Fecha de nacimiento
      ¿Es usted fumador?
      CÓNYUGE


      Fecha de nacimiento
      HIJOS
      Tipo de cobertura


      Abrir chat